popular, acciones, abogado, bertamirans, santiago, especialista, bancario

ACCIONISTAS POPULAR: 12 meses del folleto informativo.

Recientemente publicaron un artículo de la letrada que se dirige a vosotros en Confilegal sobre la posibilidad de reclamar para los accionistas del Popular en base al folleto informativo, aunque no comprasen sus acciones en la ampliación de capital. Lo cierto es que el artículo tiene un marco técnico porque está dirigido a abogados, por eso he querido explicarlo de manera que los que no sois juristas también podáis entenderlo.

La estrategia.

La idea surge de las sentencias que están estimando las demandas por las ampliaciones de capital del año 2016 del Banco Popular. El fundamento es la responsabilidad derivada del folleto infomativo, un documento que es de obligada emisión para las ampliaciones de capital y que debe reflejar la imagen fiel de la entidad, ya que, de no hacerlo, deberá indemnizarse por los daños y perjuicios causados.

Lo interesante es que este folleto informativo tiene una validez de 12 meses, momento en el cual se entiende que las acciones han tenido una evolución suficiente como para poder prescindir de información de la entidad. Por tanto, los accionistas del Popular que compraron sus acciones dentro del plazo de estos 12 meses en el que el folleto informativo era válido, podrían acogerse a su régimen de responsabilidad.

No pasa nada si vosotros no habéis leído el folleto, no consiste en eso. El folleto llega a vosotros de forma indirecta, a través de los medios de comunicación: televisión, prensa escrita o internet.

Antecedentes Bankia.

Así lo reflejan varias sentencias valencianas sobre el caso Bankia 

«Partiendo de ello, y aun reconociendo que hay situaciones normales de disfunción propias del mercado, hemos de tener en cuenta que en el caso la misma es originaria y culpable a partir de la creación de una apariencia absolutamente falsa con origen en el Folleto informativo que acompañaba la OPS que sirvió para trasladar al mercado financiero – artículos 27-2 de la LMV y 16 del RD 1310/05 – la información necesaria para que los inversores (pudieran) hacer una evaluación, con la suficiente información, de los activos y pasivos, la situación financiera, beneficios y pérdidas, así como las perspectivas del emisor, pero con una imagen incierta de la sociedad emitente, algo que se produce además justo en las fechas inmediatamente anteriores a la adquisición de nuevos títulos ya en el mercado secundario en las que pervive plenamente el sentido no solo abstractamente informativo sino legal, de aquellos contenidos. Lo que implica que cuando se produce la adquisición en el mercado secundario de las acciones emitidas por Bankia a finales de Junio de 2.011, no hay más información que la contenida con ocasión de la emisión originaria, la del Folleto OPS, cuya validez se extiende, dice elartículo 27 del RD 1310/05 , por un periodo de doce meses, con la circunstancia añadida -posterior a los negocios jurídicos cuestionados- de la reformulación en Mayo de 2012 de las cuentas correspondientes al ejercicio 2.011.Hubo por tanto un arrastramiento de la apariencia generada por la sociedad cotizada- Bankia- de la que fue, y solo ella, responsable. La consecuencia esencial de esta falsedad sobre la información financiera de la emitente fue que condicionara el resultado del mercado donde, con esa falsedad en origen, la fluctuación dejaba de ser libre en el sentido de no ser de «mercado» pues el mismo no podía ni subsanar ni evitar, porque no lo conocía, la evolución conforme a la información financiera emitida por la emitente». «En efecto, Bankia emite y comercializa las acciones con graves omisiones e inexactitudes en los estados financieros de tal magnitud que tiene un impacto muy significativo en la información financiera incluida en el Folleto que, por tal circunstancia, no refleja la imagen fiel ni del grupo BFA ni de Bankia, y no es hasta la reformulación de las cuentas correspondientes al ejercicio 2.011 que se pone de manifiesto el error».

Otras opciones.

Como veis, el caso Bankia es tan similar al del Popular que incluso hay reformulación de cuentas, y esa es nuestra fecha límite para esta estrategia: el 3 de abril de 2017, aunque es discutible ya que el propio Saracho decía entonces que la reexpresión no era de un «impacto significativo» y el propio Popular defiende esta postura en los tribunales.  Para las acciones compradas con posterioridad debemos acudir a otras vías de responsabilidad, como la general del 1101 del Código Civil por, entre otras cosas, informaciones como la recogida en la comunicación de  hecho relevante del 11 de mayo de 2017.

acciones popular

Si bien no hay antecedentes con el caso Popular todavía porque esta es una estrategia muy desconocida, al haberla en el caso Bankia, el despacho entiende que son viables las demandas que la sigan. Iremos informando de los primeros resultados.

A esta acción indemnizatoria del folleto informativo debemos añadir de forma subsidiaria la anulabilidad del 1300 CC y la indemnizatoria general del 1101 Cc en todo caso.

Como siempre acompaño un video explicando fácil de entender todo esto que cuento, y ampliando información.

Deja un comentario