gastos de hipoteca, cláusula suelo, abogado, reclamar, especialista, a coruña

Cómo reclamar gastos de hipoteca

Después de la burbuja inmobiliaria vivida, no es de extrañar que la mayoría de los ciudadanos haya firmado una hipoteca. Los bancos aprovechaban la falta de supervisión de la Administración e incumplían las leyes de protección a los clientes de manera crónica, pero se pasaron de la raya y estamos viviendo un despertar masivo en la reivindicación de los derechos de los consumidores.

Además del engaño que supuso la introducción de cláusulas suelo en préstamos a interés variable, desde 2015 se pelea en los tribunales también por la reclamación de los gastos de hipoteca, el colmo del abuso de las entidades bancarias.

Actualmente incluyen cinco conceptos:

-Factura de Notario

-Factura de Registro

-Liquidación del impuesto de Actos Jurídicos Documentados

-Factura de Tasación

-Factura de Gestión

 

A pesar de que existía una sentencia del Tribunal Supremo que permitía la reclamación con éxito de todos estos conceptos, desde hace algún tiempo estamos viviendo un cambio de tendencia que favorece a la banca. Hemos pasado de optar a recuperar el 100% de todos estos conceptos a optar, en algunos casos, a sólo la mitad. ¿Y de qué depende el porcentaje de éxito? Debido a la independencia judicial, depende del criterio del juez que te toque. Como resultado, en función de los criterios que se estén siguiendo en tu provincia de residencia, podrás recuperar más o menos dinero: una completa injusticia.  Afortunadamente se están unificando criterios por parte del Tribunal Supremo, pero desafortunadamente, estos criterios nuevos favorecen ahora a la entidad bancaria. El pasado mes de febrero de 2018 el Tribunal Supremo se pronunció sobre el impuesto de Actos Jurídicos Documentados y ya nos ha dicho que no será posible reclamarlo. No obstante, no descarto que esta no sea la decisión definitiva, hay abogados que ya han anunciado que recurrirán al Tribunal de Justicia de la Unión Europea buscando el amparo de protección a los consumidores que en España no se garantiza ya.

 

La dificultad la vamos a encontrar en adelante con los gastos de Notario, ya que el Tribunal Supremo nos adelantó que el timbre notarial se pagará a medias por ambas partes. Consecuentemente, entiendo que muchos juzgadores interpretarán que eso arrastra también a los aranceles, y sólo podremos recuperar el 50% en el mejor de los casos de los gastos de notario.

Otro problema que nos encontramos es la condena en costas a la entidad, que no siempre existe, con lo que los procedimientos pueden resultar antieconómicos, obligando a que se enfoquen por los despachos de abogados como una acción comercial más que como una tarea lucrativa.  Sin embargo, en este sentido el Tribunal Supremo sí ha sido claro y ha reiterado que debe existir condena en costas contra las entidades bancarias ya que, sino, existe un efecto disuasorio para reclamar y los consumidores siguen, por no reclamar, vinculados a las cláusulas abusivas de las entidades bancarias.

 

¿Quieres saber más? Te dejo un tutorial.

 

 

 

 

Deja un comentario